viernes, 19 de octubre de 2012


Hoy os traigo una receta muy sencilla y con un resultado espectacular. Si queréis quedar bien con un postre o simplemente os apetece una buena tarta de manzana, aquí tenéis los pasos para hacerla en menos de una hora.

Comprad una base de hojaldre rectangular, un par de natillas de vainilla, mermerlada de manzana o melocotón y un par de manzanas rojas.

1. Ponemos el horno a calentar a 200 grados y mientras extendemos la masa en la bandeja del horno, previamente cubierta con el papel que seguramente vendrá con la masa o papel para horno, y doblamos un poco los bordes para que después no se derrame la natilla.


2. La metemos en el horno y la dejamos unos cinco minutos a 200 grados. Mientras pelaremos manzana y media y la cortaremos en rodajas muy finas.



3. La sacamos y extendemos más o menos natilla y media (según gustos) y la cubrimos con las rodajas de manzana.



4. Volvemos a meterla en el horno y la dejaremos una media hora (hasta que esté dorada) a 180 grados.


5. La sacamos y calentamos en el microondas un poco de mermelada. Después de dejarla reposar unos 5 minutos para que la natilla se enfríe, la pintamos con un pincel o una cuchara y la volvemos a meter en el horno a la máxima potencia durante otros 5 minutos.


Y ya tenemos una tarta de manzana casera con la que triunfaremos allá donde vayamos! ;)


Espero que la probeis. Os encantará el resultado!!
23:20 Vanesa Exposito Alba

Hoy os traigo una receta muy sencilla y con un resultado espectacular. Si queréis quedar bien con un postre o simplemente os apetece una buena tarta de manzana, aquí tenéis los pasos para hacerla en menos de una hora.

Comprad una base de hojaldre rectangular, un par de natillas de vainilla, mermerlada de manzana o melocotón y un par de manzanas rojas.

1. Ponemos el horno a calentar a 200 grados y mientras extendemos la masa en la bandeja del horno, previamente cubierta con el papel que seguramente vendrá con la masa o papel para horno, y doblamos un poco los bordes para que después no se derrame la natilla.


2. La metemos en el horno y la dejamos unos cinco minutos a 200 grados. Mientras pelaremos manzana y media y la cortaremos en rodajas muy finas.



3. La sacamos y extendemos más o menos natilla y media (según gustos) y la cubrimos con las rodajas de manzana.



4. Volvemos a meterla en el horno y la dejaremos una media hora (hasta que esté dorada) a 180 grados.


5. La sacamos y calentamos en el microondas un poco de mermelada. Después de dejarla reposar unos 5 minutos para que la natilla se enfríe, la pintamos con un pincel o una cuchara y la volvemos a meter en el horno a la máxima potencia durante otros 5 minutos.


Y ya tenemos una tarta de manzana casera con la que triunfaremos allá donde vayamos! ;)


Espero que la probeis. Os encantará el resultado!!

lunes, 1 de octubre de 2012


Aquí os dejo unos pequeños trucos que facilitarán vuestro paso por la cocina.

Hamburguesas

Os ha pasado alguna vez, que al quitar el plástico a una hamburguesa, os habéis quedado con una buena cantidad de carne pegada al plástico? Pues existe un pequeño truco para que esto no ocurra. Antes de quitarlo, mojad la punta de vuestros dedos con agua fría y frotad con ellos el plástico durante unos segundos. Cuando estiréis, el plástico saldrá limpiamente y vuestra hamburguesa seguirá intacta.


Huevos cocidos

No os resulta odioso pelar un huevo cocido y que, al terminar, su tamaño haya quedado reducido a la mitad? Pues para que pelarlos sea la cosa más sencilla del mundo, sólo tenéis que añadir sal al agua con la que pensáis hervirlos y la cáscara saldrá prácticamente sola.


Arroz

Si no queréis que el arroz que añadís a vuestras lentejas o a otras comidas se pegue en el fondo de vuestra cazuela, lo único que tenéis que hacer es lavarlo con agua antes de añadirlo a la comida. Así será mucho más difícil que se pegue y vuestras comidas estarán mucho más ricas.


Naranjas


Si queréis exprimir naranjas para hacer un buen zumo y queréis conseguir sacarle todo el jugo, meted las naranjas unos segundos en el microondas. Así evitaremos que el frío retenga parte del líquido.


Pan

Si no habéis tenido tiempo de comprar pan y queréis aprovechar el pan del día anterior, basta con que lo humedezcais con un poco de agua y lo metáis unos minutos en el horno. Quedará crujiente como si fuera del día.


Sartenes

Si queréis cocinar algo que necesitáis que no se pegue nada en vuestra sartén (por ejemplo: una tortilla), calentad la sartén y, una vez caliente, echad sal hasta cubrir el fondo y ponedla a freír hasta que esté tostada. Eliminad la sal con un trapo o papel de cocina y vuestra sartén estará lista para cocinar sin que la tortilla quede pegada al fondo.

Un saludo a tod@s y gracias por leerme.
23:00 Vanesa Exposito Alba

Aquí os dejo unos pequeños trucos que facilitarán vuestro paso por la cocina.

Hamburguesas

Os ha pasado alguna vez, que al quitar el plástico a una hamburguesa, os habéis quedado con una buena cantidad de carne pegada al plástico? Pues existe un pequeño truco para que esto no ocurra. Antes de quitarlo, mojad la punta de vuestros dedos con agua fría y frotad con ellos el plástico durante unos segundos. Cuando estiréis, el plástico saldrá limpiamente y vuestra hamburguesa seguirá intacta.


Huevos cocidos

No os resulta odioso pelar un huevo cocido y que, al terminar, su tamaño haya quedado reducido a la mitad? Pues para que pelarlos sea la cosa más sencilla del mundo, sólo tenéis que añadir sal al agua con la que pensáis hervirlos y la cáscara saldrá prácticamente sola.


Arroz

Si no queréis que el arroz que añadís a vuestras lentejas o a otras comidas se pegue en el fondo de vuestra cazuela, lo único que tenéis que hacer es lavarlo con agua antes de añadirlo a la comida. Así será mucho más difícil que se pegue y vuestras comidas estarán mucho más ricas.


Naranjas


Si queréis exprimir naranjas para hacer un buen zumo y queréis conseguir sacarle todo el jugo, meted las naranjas unos segundos en el microondas. Así evitaremos que el frío retenga parte del líquido.


Pan

Si no habéis tenido tiempo de comprar pan y queréis aprovechar el pan del día anterior, basta con que lo humedezcais con un poco de agua y lo metáis unos minutos en el horno. Quedará crujiente como si fuera del día.


Sartenes

Si queréis cocinar algo que necesitáis que no se pegue nada en vuestra sartén (por ejemplo: una tortilla), calentad la sartén y, una vez caliente, echad sal hasta cubrir el fondo y ponedla a freír hasta que esté tostada. Eliminad la sal con un trapo o papel de cocina y vuestra sartén estará lista para cocinar sin que la tortilla quede pegada al fondo.

Un saludo a tod@s y gracias por leerme.